3. Wilkommen!

Y ya por fin en tierras berlinesas… La primera impresión es positiva. No es del todo como la había imaginado pero atrapa tu interés desde el primer momento.
Llegamos al aeropuerto de Tegel tras breve escala en Palma de Mallorca. Volamos con Air Berlin y la recomiendo totalmente. Aunque se enmarca en las low cost, sus precios salvo oferta no son tan bajos, pero la calidad de su servicio, higiene y comidas es excelente, nada que envidiar a las tradicionales.
Desde el aeropuerto tomamos el bus TXL y luego el metro hasta nuestro hotel. Hay dos bocas de metro justo abajo, así que genial elección.

Iniciamos nuestro reconocimiento del terreno por la avenida Kufürstendamm, más conocida como Ku’damm, probablemente la de mayor lujo en cuanto a marcas de tiendas se refiere. Además, este año celebra su 125 aniversario así que a lo largo de ella encontramos lazos colgando de farolas y expositores con productos de las tiendas que en ella se encuentran.

Justo al lado está la iglesia del Kaiser Wilhem, la cual desgraciadamente se encuentra en obras de restauración y desde fuera no vimos más que la torre construida posteriormente a la II Guerra Mundial (de ahora en adelante la 2GM para abreviar). Esta iglesia se conoce como «la muela picada» por su aspecto. Intentaremos visitar su interior. Desde luego llama la atención el andamiaje para su renovación, os aseguro que no es un edificio de oficinas.

Llegamos a la plaza Wittenberg, donde se ubican los grandes almacenes más famosos de Berlín: KaDeWe (Kaufhaus Des Westen). Son los más grandes de Europa después de Harrod’s. Debido al horario no pudimos entrar pero tanto el edificio como sus escaparates son llamativos. Finalmente compramos la cena en un supermercado y terminó nuestra jornada. En la próxima entraremos en Berlín Este y mostraré muchos lugares que seguro conocéis.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.